Armonía Moderna

Medio compás de Bulerías

Si hay algo más difícil que transcribir unas Bulerías, sin duda es transcribir Bulerías con medios compases. El origen de este recurso rítmico y melódico es, como casi todos los elementos musicales del Flamenco, para proporcionar más espectacularidad y reclamar la atención y el aplauso del público.

Consiste en añadir un remate adicional al compás de Bulerías, y efectivamente esto se hace añadiendo un compás de 3x4 al de 12x8. En principio cualquier melodía habitual es susceptible de ser cantada con medio compás de más, y viceversa, cualquier melodía cantada con medio compás de más puede ser cantada sin este.

La condición fundamental para que todo cuadre en la transcripción es usar la distribución correcta de la hemiolia dentro del compás de doce tiempos apropiada para el ritmo armónico de este palo. Esto se hace tomando el remate como primer tiempo, así la agrupación de acentos es de dos, tres, tres, dos y dos tal y como muestra la figura.

12x8 empezando la hemiolia en el tercer grupo binario, y un 3x4 habitual

Recuérdese que la parte fuerte es la que ocupa el grado de tónica Iaddb2 (Mi por arriba), y la débil la que ocupa el grado de dominante bII (Fa por arriba). El medio compás adicional es una extensión del área de dominante, área más elástica del ritmo armónico de toda la música en general. Así tratado es un compás habitual de 3x4, en el que el acento más fuerte es el primero. Aunque el autentico remate adicional es el que se producirá en el inicio del siguiente compás de 12x8, retomando la medida normal de Bulerías.

Para exponer exhaustivamente el asunto es necesario mostrar un ejemplo en dos versiones, con y sin medio compás. Se puede descargar la transcripción en formato pdf y reproducirla en formato midi. La transcripción de la melodía original se muestra en el ejemplo de la primera página, y la misma melodía sin el medio compás en la segunda. Pertenece al tema "Hoy no es el día"? perteneciente al disco "Voz de referencia" (1993) de Diego Carrasco, y se han transcrito tanto la voz como la guitarra.

Observando ambos ejemplos se aprecia que la melodía consiste en dos frases basadas en una típica pregunta y respuesta de un compás cada una. La primera frase es exactamente igual en ambos ejemplos, y la segunda también, sólo que en el primer ejemplo comienza tras el segundo acento ternario (compás 2), y el segundo ejemplo comienza tras el primer acento ternario (compás 6).

Una frase básica de melodía por Bulerías comienza en el primer acento ternario y acaba en el remate, es decir, el inicio del siguiente compás (fig. 2). Pero la estética Flamenca en su búsqueda de síncopa y contratiempo tiende a acortarlas de forma particular. El inicio se retrasa comenzando en parte débil y haciendo que el segundo acento ternario se vuelva imprescindible (fig. 3). El final se adelanta sincopándose permitiendo oír el remate como un eco o redoble final, esta sincopa puede ser de semicorchea, corchea, negra e incluso blanca, forzando al guitarrista a alargar el redoble hacia el remate desde esta síncopa.

Contracción de la melodía por Bulerías

En el segundo ejemplo se ve como la segunda frase comienza tras el primer acento ternario acentuando el segundo, y termina con una síncopa de semicorchea, tal y como dicta la explicación dada. Probablemente ésta es la forma de la que se construyó tal melodía, pero así no da lugar a alargar el redoble hacia el remate, tan espectacular en el toque por Bulerías.

En el primer ejemplo, la transcripción real, la melodía es exactamente la misma, sólo se ha cambiado la agrupación de las semicorcheas para respetar la escritura del compás. La opción ha sido retrasar la misma frase hasta después del segundo acento ternario, exactamente una negra con puntillo más tarde. Esto retrasa la resolución de la melodía hasta después del falso remate en el medio compás. El guitarrista es el responsable de retener el dominante en este falso remate, y proporcionar la sensación de una síncopa mediante un redoble hasta el remate adicional del siguiente compás, en este caso exactamente una síncopa de negra con doble puntillo.

Se puede decir que para el batido de palmas basta con tener en cuenta el 3x4 adicional y ejecutar otro remate para volver a la cuenta ordinaria. La melodía se ha de retrasar un grupo ternario, es decir, una negra con puntillo. Y la guitarra ha de retener el dominante en el falso remate para después ejecutar otro remate con síncopa, también de negra con puntillo. Estas dos negras con puntillo son el medio compás adicional, repartidos antes y después de una melodía de Bulerías clásica.

Análisis armónico de la transcripción

Enlaza este contenido: Medio compás de Bulerías

Comentarios: